Un pasaje a la conchesumadre

Tenía 16 años, cuando se me ocurrió la idea de ir a una actividad en Toronto, Canadá. Cuando presenté la idea, los adultos de esa época, se rieron en mi cara y asumieron que no lo lograría. Y pasé 1 año, vendiendo latas, papel, haciendo rifas, vendiendo ramos, haciendo kermesses y demases, porque estábamos convencidosSigue leyendo “Un pasaje a la conchesumadre”

Listado de demonios que no me dejan dormir

Las cicatrices en las piernas. La actual inseguridad gigantezca al bailar y/o al flirtear. El terror a que alguien (muy) querido te deje de hablar y nunca te diga por qué exactamente y nunca más quiera hablar de ello. Sentir saudade, lo que implica que alguien se hizo parte de tu vida. Encontrar a alguienSigue leyendo “Listado de demonios que no me dejan dormir”

Mariasola

Maríasola aprendió desde chica, a jugar sola, a caminar sola, a resolver sus dudas sola.   Si tenía curiosidad, sola iba a la biblioteca, sola buscaba en las enciclopedias, hasta dar con la definición. Porque Mariasola también sola aprendió a leer, iba a la overlock que sonaba sin parar a preguntar como se juntaba estaSigue leyendo “Mariasola”

Tareas:

Aprender a reírse de la desgracia. Aprender a que no tod@s disfrutan de ella. Aprender a aceptarse el cuerpo, cuando camina frente a un reflejo disonante. Mirarse y aceptar que hace un año ni hombrito ni pierna tenían ciclobandas, ahora sí. Entender que las autoridades no cambiaron su suciedad porque les sabes el nombre ySigue leyendo “Tareas:”

TAG:Relación

Uno pluraliza. En realidad él,  habla, se le sale, chispotea en este español complicado, desde un “nosotros”, desde “la relación que tenemos”, desde una situación que se ve confusa de definir. Porque cómo se define, algo que no quieres definir muy bien tampoco, porque contextualizas en lo que ves a tu alrededor: parejas que hablan desdeSigue leyendo “TAG:Relación”

Guerra

Sabemos como es esto, ya lo vivimos en unos cientos de veces, como lo contaban en las clases de historia. Pedimos refuerzos a todos los países adyacentes, pedimos refuerzos a la comunidad internacional, porque sabíamos que estábamos ad portas de otra guerra. Le pedimos a los aliados hartos abrazos, porque sabíamos que el espíritu estabaSigue leyendo “Guerra”

Coquetear con los apósitos colgando

Estoy con reposo absoluto luego que un día-en mi primera semana de andar en bici luego de otro accidente que tuve-cuando iba feliz en mi bici , la Kobané, por la calle Bío Bío casi con Ingeniero Obrecht a las 19:10 de la tarde desde donde mi mamá (El Bosque) a la casa de unaSigue leyendo “Coquetear con los apósitos colgando”

Amo, simplemente.

Largo camino hay hasta aquí. Autoreferencias, jugueteos, intranquilidades. ¿Pero sabes? Me gusta. Me gusta, llegar con la piel algo tostada, con la certeza de la elección y no del “lo que debió pasar” y sobre todo con la convicción que las historias siempre me prometen mil historias más, bajo el cedazo de un lápiz queSigue leyendo “Amo, simplemente.”